EMPRENDER EN EL BOSQUE CON MÚSICA Y CULTURA

emprender en el bosque
Emprender en el bosque con música y cultura, objetivo de “El Bosque Sonoro”.

El proyecto del que os hablo hoy es distinto a todo lo que hemos conocido a lo largo de las doce entregas de “Emprender en el pueblo”. ¿A quién se le podría ocurrir emprender en el bosque con música y cultura? Tres vecinos de la localidad zaragozana de Mozota, con unos 100 habitantes censados, tomaron la iniciativa y el resto les siguieron para crear algo único en España. Hemos hablado con Tino Meles, uno de los promotores. Nos ha contado cómo nació la idea, con qué objetivos y todo lo que llevan conseguido hasta ahora.

Antes de continuar te dejo por aquí el enlace al libro “Padre Rico, Padre Pobre”, que recomendamos hoy al final del post y en el pódcast:

PRESERVAR EL ENTORNO Y EVITAR LA DESPOBLACIÓN

“El Bosque Sonoro”, que así se llama el proyecto, no fue concebido como un negocio, aunque genera puestos de trabajo; no es una empresa, pero está atrayendo nuevos vecinos al pueblo; no es un festival, aunque el mundo de la música se frota los ojos con él. Emprender en el pueblo puede hacerse de muchas maneras, incluso con un proyecto nacido en el bosque y vinculado con la música y la cultura.

Si quieres escuchar la entrevista en formato pódcast, pincha aquí debajo:

Por “El Bosque Sonoro”, el año pasado, pasaron artistas de la talla de Coque Malla o León Benavente. El cartel de este año no se queda atrás: este mes de julio estarán en Mozota de Iván Ferreiro, Novedades Carminha, Mediapunta, Viva Suecia, Iseo & Dodosound, Irregular Roots, La Habitación Roja, Niños Mutantes, La Pegatina y Samba da Praça.

EMPRENDER EN EL PUEBLO Y MEJORAR EL ENTORNO

Estos emprendedores rurales han conseguido, por un lado, que más personas del mundo de la música y de la cultura en general se interesen por trasladarse de la ciudad a este pueblo. Por otro lado han conseguido mejorar un entorno natural envidiable, que sirve de escenario a los conciertos que organizan. Además, están generando un impacto positivo en los negocios del entorno de Mozota. Su política de apoyarse siempre en los más cercanos está generando jornadas de trabajo en la zona, consumo en la hostelería y movimiento económico.

En la charla con Tino Meles también surge el asunto de la vivienda y las tierras, que hemos comentado aquí en alguna ocasión: “Siete maneras de encontrar tu casa para emprender en un pueblo”.

Si buscas tierras para tu proyecto, tal vez te interese esta otra historia que contamos hace algunas semanas: “Compraron unas tierras y están ayudando a repoblar el territorio”.

LOS NUEVOS PROYECTOS EN EL BOSQUE SONORO

Los promotores de este proyecto que ya es muy real, capaces de emprender en el bosque con música y cultura, planean la creación de un ‘coworking’ enfocado al mundo de la música, la creatividad y la cultura. Es un proyecto al que no dejan de salirle ramas, como la de La Alfranca. A este espacio tan singular están llevando actuaciones en las que la música se escucha a través de auriculares inalámbricos, pero también hay danza. Todo mientras se disfruta de los paseos por la naturaleza.

Se trata de un proyecto disruptivo en el medio rural español. Está alejado de los festivales multitudinarios y, de paso, ha conseguido poner en el mapa un pueblo con menos de 60 habitantes fijos. Emprendedores rurales apostando por la cultura y trayendo prosperidad a su entorno. Si quieres saber más acerca de “El bosque sonoro” aquí tienes su página web.

“PADRE RICO, PADRE POBRE”, EL LIBRO QUE TE RECOMIENDO ESTA SEMANA

Aquí tienes el libro reseñado. “Padre Rico, Padre Pobre”.

Vamos con “Padre Rico, Padre Pobre”, de Robert T. Kiyosaki, que es un libro tan famoso como polémico. Algunos de los ejemplos que propone no son legales en España o son imposibles: comprar un inmueble y venderlo el mismo día es legal en España pero te van a crujir a impuestos y seguramente no te salga a cuenta. Lo que sí tiene “Padre Rico, Padre Pobre” es una serie de consejos, recomendaciones y enseñanzas sobre cultura financiera. Al menos en mi caso, algunos consejos, me enseñaron a ver el dinero de otra manera permitiendo que me vaya mejor y viva más tranquilo.

DOS PADRES, DOS MANERAS DE HACER LAS COSAS

Kiyosaki cuenta la historia desde el punto de vista de dos padres. El suyo, con estudios y un enfoque que podríamos considerar clásico en el mundo occidental. Su enfoque consiste en: estudia mucho, esfuérzate, trabaja duro, pide una hipoteca para comprar tu casa y así, trabajando muy duro, tal vez llegues a algo. El otro padre, el de un amigo, le instruye en asuntos financieros con la premisa de hacer que el dinero trabaje para ti.

Lo que se puede extraer del libro es una forma diferente de ver el dinero. Kiyosaki sostiene que la vida está regida por dos emociones, que son el miedo y el deseo. Todo el mundo tiene miedo a algo: quedarse sin dinero, no poder pagar la hipoteca, la salud o cualquier miedo que puedas sentir en tus propias carnes. Por otra parte está el deseo y, racionalizarlo en todo lo que tiene que ver con el dinero, nos hará tener menos problemas. El deseo puede ser un móvil tope de gama más caro que nuestra nómina cuando el nuestro todavía funciona; endeudarnos durante 5, 6, 8 años para comprarnos un coche porque es bonito aunque no necesitemos tantas prestaciones… Kiyosaki sostiene que la emoción en sí no determina nada, sino que lo que resulta determinante es cómo afrontamos estas dos emociones.

LA FALTA DE EDUCACIÓN FINANCIERA

Robert Kiyosaki se pregunta, y yo también lo hago, por qué si es tan necesaria, no recibimos ningún tipo de educación financiera. En Padre Rico, Padre pobre, el autor recomienda invertir exclusivamente en bienes que incrementen su valor con el paso del tiempo. Descarta aquellos que, nada más comprarlos pierden valor. Lo siento por los concesionarios de coches, de verdad que no tengo nada contra ellos.

Como conclusión, si te interesa el libro Padre Rico, Padre Pobre lo tienes al principio de la reseña. No te vas a forrar por leerlo pero lo que sí te garantizo que te cambiará la mentalidad con respecto al dinero y cómo usarlo. A mí me dejó huella, con las salvedades que te comentaba al principio. Si lo has leído y me quieres contar qué te parece en los comentarios, estaré encantado.

Deja un comentario