Inteligencia emocional para emprender

Inteligencia emocional para emprender, gracias a Pilar López, que vive en Ansó y cuyo proyecto se llama BIENPENSAR

Pilar López, educadora emocional nos ayuda a emprender en el pueblo con inteligencia.

La inteligencia emocional para emprender es fundamental, pero si además vas a emprender y vivir en un pueblo su importancia se incrementa aún más. Vendrán días de dudas, de frustración, de pensar si tomaste la decisión correcta o incluso de querer volverte a donde estabas. Nuestra protagonista de hoy, educadora emocional y habitante de un lugar increíble, nos va a echar una mano.

Pilar López es educadora emocional vivió en Zaragoza hasta los 28 años pero siempre supo que su sitio estaba en el medio rural. Ahora su casa está en Ansó, provincia de Huesca, pleno Pirineo. Inteligencia emocional y emprender ligan muy bien en la misma frase, de hecho deberían ser inseparables.

Si prefieres escuchar a Pilar te dejo aquí el enlace al capítulo 4 del podcast.

EMPRENDEDORA Y EDUCADORA EMOCIONAL

Hablamos con Pilar por su faceta de emprendedora rural pero principalmente porque además es experta en educación e inteligencia emocional y ese es su negocio. ¿Y qué tiene que ver la inteligencia emocional con emprender o cambiar de vida hacia el medio rural? Podría decir que mucho, pero mejor diré que todo. Tiene todo que ver. Casi todos los fracasos a la hora de vivir y emprender en el medio rural suceden por falta de adaptación al lugar o los vecinos.

UN NEGOCIO DIFERENTE EN EL MEDIO RURAL

Lo primero que llama la atención de Pilar López es su negocio porque no es el primero que piensas cuando hablas de emprendimiento rural. Ella se dedica a la formación en educación emocional y ha tenido que trabajar muchísimo para hacerse un hueco a nivel profesional. También para adaptarse a nivel personal a la realidad de un pueblo de 300 habitantes del que necesita salir para trabajar cuando se le requiere.

PREGUNTATE SI LO TIENES CLARO

Pilar sostiene que antes de dar el paso hay que tener muy claro si vivir en el medio rural es exactamente lo que quieres. “Cualquier cambio de vida supone un esfuerzo muy potente. El mayor obstáculo que se ponen las personas con las que hablo es el del trabajo, pero que nadie cuente historias (…) mi proyecto era más que ambicioso. Poco realista”. Y ahí sigue, en Ansó, ganándose la vida como educadora emocional. Sostiene que cuando algo te apasiona todo resulta más sencillo.

Te recuerdo aquí el punto número uno de “Los cinco pasos para emprender en el pueblo”, que viene muy a cuento.

UN PROYECTO DESDE EL MEDIO RURAL

El proyecto de Pilar se llama bienpensar.com y ahí puedes encontrar recursos, libros y formaciones que vende y que le sirven para ser sostenible económicamente. Emprender en el pueblo implica para ella desplazarse siempre que un cliente lo requiere. En su caso a Navarra, que es de donde más le llaman para dar formación en escuelas de madres y padres. En Ansó, donde vive, fue donde comenzó a dar estas formaciones que ahora lleva a cabo en el Valle del Roncal, en el Valle del Salazar y Pamplona.

EL IMPACTO ENTRE LOS NUEVOS Y LOS AUTÓCTONOS

Hablamos acerca del impacto entre los nuevos residentes o visitantes y la población que vive en el pueblo desde siempre, algo de lo que se habla poco. Pilar nos indica que, al menos en su pueblo, existe una muralla transparente entre quienes viven ahí todo el año y quienes van de turismo o a segundas residencias. Y es que Ansó es una localidad muy turística acostumbrada a recibir miles de visitantes todos los años. Reconoce que en el norte cuesta más entrar y tener una relación de confianza de lo que puede costar en otros lugares. Apliquemos aquí también la inteligencia emocional, no solo para emprender, sino para conocer y dejarnos conocer.

EXPECTACIÓN POR LOS NUEVOS

Cuando alguien llega nuevo al pueblo existe expectación entre los vecinos que ya están. Pilar indica que “hay una mezcla de ilusión” porque lleguen nuevos habitantes con un miedo a la desilusión por “haber cuánto duran”. La vida en un pueblo pirenaico no es sencilla. También reconoce que el respeto entre todos es fundamental, los ritmos en el medio rural son diferentes a los de las ciudades y cuando se llega al medio rural el nuevo habitante debe adaptarse.

¿CÓMO ELEGIR UN PUEBLO EN EL QUE VIVIR?

Además de que te guste el pueblo Pilar sostiene que hay que tener una actitud de aportar. Hay que plantearse qué se puede hacer por el lugar al que se va a vivir y no esperar recibir solamente. Aconseja hacer introspección antes de dar el salto para evitar el error de huir de un problema que a lo mejor no es la ciudad o el lugar en el que vives sino algo de tu forma de ser o afrontar la realidad.

LO FUNDAMENTAL PARA ELEGIR Y LLEGAR POR FIN

Los servicios son fundamentales, no solamente ya los servicios médicos o escuelas en el caso de familias con niños, que también. Hay que asegurarse de que la casa elegida está condiciones dignas y habitable (calefacción instalada, como mínimo). Internet también está en la lista de Pilar López como fundamental, no solo para trabajar sino para el tiempo de ocio. En los pueblos de montaña el invierno es largo y “se vive de puertas para adentro de las casas”. “Si te vas a ir un pueblo te tiene que gustar la soledad o al menos no debe molestarte” es otra de las claves que da Pilar porque precisamente es lo que implica la despoblación. Se trata siempre de localidades pequeñas en las que puedes pasar días viendo a muy pocas personas o incluso a nadie. “Te vas a encontrar contigo” es otra de sus frases más interesantes.

LECTURAS RECOMENDADAS ESCRITAS POR PILAR LÓPEZ

Espero que esta entrada acerca de la charla con Pilar te haya incitado a reflexionar. Te dejo por aquí el enlace a algunos de sus trabajos que ella recomienda si te planteas ir a vivir a un pueblo. Por un lado sus “20 claves para la felicidad”, que puedes descargar GRATIS suscribiéndote a su página. El otro está enfocado al autoconocimiento por medio de la autoestima y se titula “Anatomía de tu autoestima”.

Deja un comentario